El abordaje del Daño Cerebral Adquirido, implica el restablecimiento de las personas con DCA al nivel de funcionamiento más alto posible.
Incluye poner todos los medios posibles para reducir la discapacidad y así disminuir las limitaciones de las personas con DCA en sus actividades diarias y mejorar sus dificultades en las relaciones sociales, incrementando su participación social.

Fases del daño cerebral adquirido:

Abordaje del DCA

Es fundamental la implantación, lo más tempranamente posible, de un programa de rehabilitación integral, intensivo, transdisciplinar y adaptado a la persona con DCA y a sus necesidades, las cuales tenemos que tener presente que son cambiantes a lo largo de la evolución tras el daño cerebral adquirido (DCA).

Es importante garantizar la continuidad asistencial, tanto a la persona con daño cerebral como a la familia, a lo largo de todo el proceso de evolución de la enfermedad. Como se detalla en el gráfico podemos diferenciar cuatro periodos en los que la persona con DCA y la familia presentan necesidades diferentes y actuaciones diferentes.

Equipo interdisciplinar: La problemática derivada del DCA es muy variada por lo que su abordaje debe ser llevado a cabo por un equipo de profesionales formado en diferentes disciplinas como: médicos/as rehabilitadores, fisioterapeutas, neuropsicólogos/as, terapeutas ocupacionales, logopedas, trabajador/as social, etc.

 

Atención básica y apoyo

El objetivo de este programa es promover y mejorar la calidad de vida de las personas con DCA, mediante la atención de sus necesidades básicas: higiene, alimentación, deambulación, movilizaciones y demás funciones asistenciales y de integración. Se persigue fomentar un ambiente que favorezca las relaciones sociales y evitar el aislamiento social.

 

Atención social

Mediante este programa Informamos, orientamos, apoyamos, acompañamos y asesoramos tanto a las personas con daño cerebral adquirido como a sus familiares, en las necesidades que nos plantean, facilitándoles el acceso a los recursos necesarios socio-sanitarios, formativos y laborales para afrontar su nueva situación.

 

Fisioterapia:

El objetivo de esta área es cuidar la salud física, recuperar y/o mantener capacidades motrices y sensibles perdidas o menguadas a causa del DCA y evitar el dolor.
Además, asesora en ayudas técnicas y presta apoyo a la familia y resto del equipo mediante el establecimiento y seguimiento de pautas de movilización y sedestación.

 

Logopedia

Este servicio pretende recuperar, optimizar, mantener y/o retardar el deterioro de sus capacidades comunicativas, de lectura, escritura, de respiración y deglución.
Además, asesora en ayudas técnicas y presta apoyo a la familia y resto del equipo mediante el establecimiento y seguimiento de pautas de comunicación y deglución.

 

Neuropsicología

Desde esta área se evalúan las alteraciones cognitivas, conductuales y emocionales secundarias al Daño Cerebral Adquirido, se diseñan, planifican, aplican y supervisan los programas de estimulación y rehabilitación cognitiva, los programas de intervención conductual y emocional, en la persona con DCA y la familia con el objetivo final de alcanzar el grado máximo de funcionalidad en la vida diaria.
Además, presta apoyo a la familia y resto del equipo mediante el establecimiento y seguimiento de pautas conductuales.

 

Terapia Ocupacional

Desde esta área se fomenta la dimensión ocupacional de la persona y la autonomía personal e independencia funcional. A través del mantenimiento y recuperación de una destreza o habilidad deteriorada; modificando el entorno o la demanda de la actividad para fomentar el desempeño en un entorno habitual: Compensación, y afrontando los posibles riesgos que puede tener en el desempeño de una actividad: Prevención.

 

Talleres Ocupacionales.

Anualmente, la asamblea de personas usuarias escoge un conjunto de talleres en los que se fomenta la dimensión ocupacional y social de las personas y se implementan las pautas terapéuticas establecidas: pirograbado; costura; óleo; costura; cocina; jardinería; deporte; tejer; teatro, entre otros.
En las actividades de convivencia y desarrollo social se realizan salidas o acciones donde se comparten experiencias y se fomenta el desarrollo y la integración en la comunidad.